Real, Pontificia, Antiquísima, Ilustre, Franciscana y Penitencial Hermandad y Cofradía del Señor Atado a la Columna y de Ntra. Sra. de la Fraternidad en el Mayor Dolor

Cinco son las épocas diferenciadas de la historia de nuestra cofradía las cuales, tratamos a continuación:

Primera época: Desde 1.804 a 1.940
Debemos remontarnos a los primeros estatutos de la Hermandad ó Cofradía del SS. Christo a la Columna que están fechados en 1.804, y que en su preámbulo nos hablan de la imagen que se veneraba en la Iglesia de las religiosas Dominicas de Santa Fe de Zaragoza, y que recibía culto público desde por lo menos 1.796. Se creó la Hermandad teniendo vida propia durante todo el siglo XIX.

El primer Hermano Mayor fue el Excmo. Sr. D. Pedro de Alcántara Fadrique Fernandez de Híjar, Abarca de Bolea y Lacte, Duque y Señor de Híjar, Conde Duque de Aliaga, Marqués de Azani y Conde de Belchite y de Aranda. Ello marcó desde el principio un aspecto de señorío en la Hermandad.

Estudiando los libros de actas que se conservan, se puede apreciar que los primeros años fueron de exclusivo culto interno, celebrándose misas por los difuntos, la Fiesta Principal (que era en la Domínica infraoctava de San Pedro) y realizándose el capítulo anual para la renovación de cargos de la Hermandad. Ocasionalmente se llegó a celebrar alguna pequeña procesión, sin relación alguna con la Semana Santa, motivadas por las sequías que asolaban a Zaragoza y su huerta, haciendo rogativas para que lloviera.

Poco más se puede indicar de aquella época. La guerra de la Independencia debió influir decisivamente, primero por la ubicación del convento sede de la Hermandad, en la calle Santa Inés, junto a la puerta del Portillo, encarnizado lugar de combate del pueblo de Zaragoza contra las tropas napoleónicas. Segundo por la desaparición en los libros de archivo y de cuentas, de las hojas de esos años.

Desde los primeros años se contrataba una banda de música para un mayor realce de la Fiesta Principal, lo que demuestra las aportaciones importantes de los primeros hermanos. Las primeras cuentas que se conservan son las de 1.805 y nos dan un presupuesto de 1.644 reales de vellón, cifra muy importante para aquellos años.

Se ubicaba el convento en uno de los barrios más importantes de la ciudad en aquella época, y los nombres de los hermanos fundadores dan una idea del alcance de la Hermandad, aunque su vida no fuera muy intensa.

A lo largo de siglo y medio, como veremos más adelante, hubo una serie de altibajos, como suele ocurrir en este tipo de asociaciones. Las fechas adversas son los años 1.868, 1.889 y 1.900. Las favorables ó de revitalización de la Hermandad: 1.911, 1.930 y 1.940, año en el que se crea la Cofradía del Señor Atado a la Columna. 1.940 marca el final de una época.

Segunda época: Desde 1.940 a 1.950
El día 13 de octubre de 1.940, reunida la Hermandad en capítulo, se decide crear como filial de la misma la COFRADIA DEL SEÑOR ATADO A LA COLUMNA con el fin de participar activamente en los actos de la Semana Santa de Zaragoza, organizando una procesión penitencial y tomando parte en la general del Santo Entierro. Todos los componentes de la Cofradía debían pertenecer a la Hermandad.

Estos primeros años son de un empuje extraordinario. De ello dan fe los libros de actas y las fotografías donde se aprecia un número estimable de hermanos de hacha. Existen hermanos de número, bienhechores, espirituales, infantiles y juveniles. A finales de los años 40 se cifran en más de 200 los cofrades, cantidad muy considerable para la época.

Las razones de este auge pueden ser varias, pero apuntamos la motivada por la finalización de la Guerra Civil y el resurgir religioso de esos años, reapareciendo la Semana Santa zaragozana impulsada fuertemente por la Diócesis de esta ciudad. Ello trajo la creación de más de diez nuevas cofradías.

En esta época se realizan los faroles de cristal, que hoy acompañan al estandarte en las procesiones; la Cruz-Guion, que preside los Vía Crucis de los Jueves Santos; los faroles insignias, hoy perdidos; se restaura, a expensas de la Cofradía, el paso de la Flagelación, colocándole luz eléctrica, y así mismo se integran las primeras hachas con luz artificial. Se encarga el nuevo Paso Titular al insigne escultor aragonés José Bueno Gimeno cuya salida procesional se realizó en 1.949, terminándose los adornos al año siguiente.

Tercera época: Desde 1.950 a 1.967
Toda asociación, sea del tipo que sea, no puede quedarse aletargada pensando que todo sigue su ritmo por haber alcanzado unos niveles altos, sin darse cuenta que hay que trabajar día a día para tener garantizado el futuro.

La Cofradía, durante ésta época, vivió de rentas y las agotó muy pronto. De 350 cofrades que procesionaron en 1.953, se pasó a menos de 25 en 1.966. Podemos calificar a estos años como los más negros de todos.

Desde 1.966 a 1.973 no existen datos, incluso desaparecen actas y se pierden atributos procesionales (los faroles insignias y las cuatro águilas que adornaban y remataban las esquinas del Paso Titular). No se puede celebrar el 25 aniversario de la existencia de la Cofradía dada la precariedad económica de la misma. El Paso de la Flagelación se deja de procesionar por el mal estado en que se encontraba. En 1.965 no se celebra ni el Capítulo General.

Ante esta situación, en 1.966, es la única vez en toda su historia que se reúne la Junta Consultiva.

Cuarta época: Desde 1.967 a 1.990
Un año clave para la vida de la Cofradía fue 1.967, año en que se nombró a un nuevo Hermano Mayor. Más que un nombramiento, fue una imposición ante el cariz que estaba tomando la situación.

Fueron años difíciles, de recuperar fuerzas y de aglutinar a personas trabajadoras en torno a la Cofradía. La época se caracteriza por las nuevas tendencias de ocio, el 600 y las vacaciones en Semana Santa.

Sin embargo, son años claves del resurgir de esta Cofradía y aunque no hay mucha constancia escrita, si que nos quedan documentos, y lo que es más importante, la historia contada por nuestros mayores. Ello nos permite hacer una valoración de esta última época.

La sección de Tambores y Timbales (más tarde ampliada a Bombos), la sección de Hermanas de hábito, la realización de un altar para el Paso Titular en la Iglesia de Santiago, la colaboración con el Colegio de los Corazonistas, la normalización de secretaría y de tesorería, son los hechos más positivos a destacar.

Todo ello ha servido para que poco a poco se haya cimentado una nueva base de cofrades, prácticamente una nueva Cofradía, resultando efectiva a partir de finales de los años 70 y principios de los 80. Estos nuevos cofrades han servido para dar su apoyo económico y moral, junto con su trabajo material, consiguiendo así una superación constante año tras año.

Entre los últimos trabajos de la Cofradía podemos relacionar los siguientes: nuevos atributos, restauración del Paso de la Flagelación para poder procesionarlo, Peana del Santísimo Cristo Atado a la Columna donde se lleva la primitiva imagen venerada por la Hermandad, aumento considerable en la sección de Tambores, Timbales y Bombos a más de 300 cofrades (se comenzó con 4 timbales y 16 tambores), nuevo diseño para las hachas, creación de un piquete, ciclos de actividades durante la Semana Santa y Navidad, local social, boletines, celebraciones de algunas festividades destacando las Fiestas del Pilar, San Antonio y Santa Águeda, hermanamiento con otras Cofradías de España, creación de un archivo-biblioteca único en Zaragoza, participación en congresos sobre Semana Santa y un largo etc..

Todos estos actos y trabajos se van realizando con el sacrificio de unos y el apoyo de otros.

Hay una quinta época y esta es sin duda, a partir del 50 aniversario. En dicha conmemoración se comenzó a procesionar un nuevo paso, ésta vez una Virgen: Nuestra Señora de la Fraternidad en el Mayor Dolor y para este año 98 tenemos previsto sustituir el de la Flagelación por otro nuevo.

Comenzaremos la historia haciendo una pequeña matización. Existe la creencia generalizada de que la Hermandad se fundó en el Convento de Santa Inés, no siendo exactamente así, sino que fue en el Convento de Santa Fe.

Vayamos discurriendo la historia. El Convento de Santa Fe era de las Madres Dominicas, y en 1.804 se fundó en él la Hermandad del Santo Christo Atado a Columna. En 1.837 son trasladadas por orden del gobierno, a la Iglesia de las Religiosas de Santa Rosa. Cuatro años más tarde, nuevamente son trasladadas, esta vez al Convento de Santa Inés, donde allí permanecieron.

Este mismo peregrinar sufrió la Hermandad. Finalmente se decidió seguir a las madres al Convento de Santa Inés debido a que la imagen del Christo de la Columna (por cuya devoción se fundó la Hermandad) era de su propiedad y no se tenían derechos sobre ella. También de esta manera se seguían cobrando las miajas a las religiosas y no se pagaba la celebración de la Fiesta, con lo que disminuían los gastos y aumentaban los ingresos.

De esta época que abarca desde 1.804 hasta 1.940, se guardan libros de actas, de cuentas y de movimientos de hermanos con altas y bajas. Gracias a ellos se ha podido investiga e indagar la vida de la Hermandad.

A lo largo de los libros, que se conservan en el museo, se observa que a la Hermandad se le llama también Cofradía, aunque ésta no se funda realmente hasta 1.940, para como tal, participar en la Semana Santa zaragozana. Ello da lugar a pensar lo arraigado que se tenía dentro de la asociación religiosa el sentido de cofradía.

De que la fundación de la Hermandad se debe a las inquietudes de un grupo de católicos que daban culto a la imagen de Christo Atado a la Columna no hay duda alguna, puesto que las primeras “Ordinaciones” o estatutos, en su preámbulo así lo hacen constar.

De los primeros años han desaparecido numerosos documentos, seguramente debido a que la guerra de la Independencia motivó arrancar de los libros de actas los nombres y actividades realizadas.

No obstante podemos decir que en estos primeros años la actividad de la Hermandad se circunscribía al día de la Fiesta, que era la infraoctava de San Pedro.

La Fiesta fue cambiando con el transcurrir del tiempo. Primero por los continuos cambios, sobre todo al principio, de la sede de la Hermandad: Santa Fe, Santa Rosa y Santa Inés. Segundo por el cambio de costumbres que variaban las actividades durante el día de la Fiesta. Los actos principales persistieron y permanecieron durante años.

Los hermanos eran llamados a través del “Hermano llamador o avisador”, que les entregaba la “esquela” de aviso, donde se les informaba tanto de la fecha como de los actos y horas de los mismos. Era como un correo entregando lo que hoy consideramos citación con el orden del día de las reuniones. Asimismo se colocaban carteles anunciadores de los actos a desarrollar. Este cargo era retribuido.

Un día de la Fiesta podríamos comentarlo de la siguiente forma: A primeras horas de la mañana, siete u ocho, se hacía una Misa de Comunión General para todos los hermanos. Continuaba con un desayuno general cuyo coste, hasta 1.900, corría a cargo del Hermano Mayor. Hacia las 10 ó 10.30, se celebraba una Misa Solemne, con música de orquesta y cantores o escolanía y Exposición del Santísimo. Posteriormente se escuchaba el Sermón y se realizaba la reserva del Santísimo. Se repartían estampas entre todos los asistentes.

La contratación del celebrante, así como la música amenizante corría a cargo de la Hermandad. Del mismo se hacía cargo del pago del Sermón en algunos años, puesto que en otros lo abonaba el Hermano Mayordomo ó Hermano Mayor.

Después de la Misa se procedía al reparto del Pan Bendito, que se fraccionaba en “cantos de diferentes onzas” según las distintas clases de hermanos que había.

Por la tarde, hacia las cinco, se celebraba el Capítulo General. En el orden del día se solían incluir las aprobaciones de las actas anteriores, las cuentas y los presupuestos, nombramientos de cargos (éstos eran anuales), ruegos y preguntas. Al finalizar se sorteaba una medalla de plata con el busto de Nuestro Señor y se rezaban las preces de costumbre. Se celebraron siempre en los locutorios, salas ó sacristías de los tres conventos que fueron sede de la Hermandad.

A las seis de la tarde se procedía a la Reserva del Santísimo, y desde 1.861, al rezo de un rosario amenizado con música, hecho que se hacía constar en las esquelas ó convocatorias de los actos. Se concluía con un nuevo Sermón y el cántico del “trisagio y credidi”. Desde el año 1.862 se celebraba una procesión, con la imagen en una peana, alrededor del convento, terminando de nuevo con la Reserva del Santísimo. Al día siguiente se celebraba el “Día del Aniversario”, recordando en él a los hermanos difuntos. Se realizaba una Misa en la que cantaban las monjas por los compromisos adquiridos con la Hermandad.

Durante el resto del año se realizaban otros tipos de actos, principalmente reuniones y juntas.

Entre ellas debemos destacar la Junta de levantamiento de cuentas. Esta consistía en la aprobación de las cuentas por la Junta saliente y la entrega del superávit, si existía, al nuevo Hermano Mayordomo.

Otra importante era la Junta de preparación de la Fiesta. En ella se disponía como había de realizarse ésta. Se convocaba aproximadamente dos meses antes del día de la Fiesta Principal. También se celebraron Juntas extraordinarias cuando los asuntos así lo requerían.

Las Misas de difuntos a lo largo de la historia se han celebrado de diferente formas: unas veces se realizaban tres ó cuatro misas por cada hermano difunto (pagadas en ocasiones por la Hermandad y otras a cargo del presbítero de la Hermandad que las realizaba gratuitamente), en alguna ocasión hubo seis fechas fijas al año, donde se rezaba por todos los hermanos fallecidos, y en otras ocasiones se hacía coincidir con la Misa Aniversario.

Volviendo a la Fiesta Principal de la Hermandad, diremos que durante algunos años se englobó dentro del culto de “tres días de cuarenta horas”.

Los hermanos hacían turnos de vela a lo largo de todo el día hasta la Reserva del Santísimo.

Como anécdotas diremos que en 1.922 no se celebró la Misa por no acudir el celebrante, y que en 1.868 se adelantó para pedir por la sequía que asolaba la ciudad, estando esto permitido por las “Ordinaciones”.

En 1.870 la Hermandad se plantea realizar algún culto en Cuaresma, realizándose al año siguiente un “triduo cuaresmal” y unos ejercicios consistentes en el rezo del rosario, meditación, plática y canto.

Económicamente debemos estudiar la vida de la Hermandad en dos apartados diferenciados. Uno de ingresos, también llamado cargo, y otro de gastos, también llamado data.

Los ingresos suelen ser constantes a lo largo de los años, aunque éstas se denominasen de diferente forma.

El pago de las “miajas”, lo que hoy denominaríamos cuotas, va aumentando, como es natural, cada año. Se comienza cobrando 2 y 4 reales de vellón hasta 1.866, año en que se crean los hermanos de número, a los que se les exige un pago de 10 reales, manteniendo las miajas anteriores a los hermanos espirituales.

En 1.917 se cobra a los hermanos de número 2,50 ptas. y a los hermanos espirituales 50 céntimos, habiendo una subida en 1.926 de 3 pts. Y 1 pts. Respectivamente.

Debemos hacer constar que estas miajas se cobraban una vez al año, durante la Fiesta de la Hermandad. Los que no asistían por cualquier motivo, lo hacían en su vivienda a través de una “salida de miajas”, una especie de cobrador a domicilio.

Los hermanos durante muchos años pagan también lo que se denomina “cartillas”, que a mitad del XIX eran de 7 reales de vellón para los matrimonios y de 4 reales de vellón para los solteros y viudos. En algunas épocas se dieron gratis para poder tener hermanos y sostener la Hermandad, facilitando así la entrada a nuevas personas disminuyendo la carga de los presupuestos.

Desde 1.860 hasta 1.890, algunos miembros de la Junta aportaron unos cánones dependiendo del cargo que ocupaban. Así por ejemplo, el Hermano Mayordomo 1: contribuía con 180 reales de vellón al año, el Mayordomo 2: y el Luminero con 60 reales de vellón.

Otras fuentes de ingresos fueron las colectas durante las Misas de la Fiesta y la recaudación de un cepillo existente durante todo el año.

Como ya hemos indicado, había muchos gastos que se cubrían con las donaciones de los propios hermanos, principalmente las aportaciones del Hermano Mayor. Desayunos, pan bendito, sermones, cera, etc., son algunos de los pagos de esas personas. Por ello debían ser gente pudiente de aquel entonces. Otros hermanos, dentro de sus posibilidades, también ayudaban a realizar mejoras, principalmente en el altar donde estaba depositado el Santo Christo Atado a la Columna.

Otra forma de ingresos fueron las suscripciones populares, como por ejemplo la realizada en 1.860 para la compra de una lámpara para el altar. Al salir ésta bien y poder adquirir lo deseado, se realizó una segunda en 1.864 para la confección de una bandera. Para ello se envió por todos los domicilios una “esquela invitatoria”, con el fin de que cada uno suscribiese la cantidad que creyese conveniente. Al recoger las papeletas se observó que, junto con el remanente del año anterior, se podía cubrir el gasto de los 1.200 reales de vellón que costaba la bandera. El superávit del año anterior fue de una onza de oro (320 reales de vellón) y la suscripción popular alcanzó los 973 reales de vellón.

También se realizaban sorteos, como el de 1.862 de una imagen con fanal que dejó 181 reales de vellón de beneficio ó el de 1.875, sorteándose una imagen de plata de Ntra. Sra. la Virgen del Pilar.

Con respecto a los gastos existe poca variación en los conceptos. Todos los años aparecen en los libros de cuentas los siguientes pagos o datas: celebrante del día de la Fiesta, Sermón, misas de difuntos, cera de velas, pan bendito, sueldos a los secretarios y al Llamador, esquelas invitatorias, estampas, medallas de plata, diversas misas, contribución a las monjas, música, etc.

Algunos de estos gastos fijos, como hemos dicho anteriormente, son sufragados por diversos hermanos, así como el cargo de Secretario y Llamador que en algunas épocas es gratuito.

Es anecdótico observar, que las religiosas que a lo largo de la historia han tenido sus conventos como sede de la Hermandad, contribuyeron en un principio con el pago de miajas, para que posteriormente dejasen de pagar, y a partir de 1.918, al ir más desahogada la Hermandad, se les pasaba un sueldo anual por su colaboración.

Casi todos los años las cuentas arrojaban un superávit, pasando la administración del dinero de un Hermano Mayordomo a otro. En 1.823 el Hermano Mayordomo saliente no pudo satisfacer el superávit al nuevo responsable, por diversos motivos, lo que llevó a adoptar el acuerdo de imponer a los Hermanos Mayordomos entrantes, que presentasen a dos Hermanos como “fianzas, constituyéndose en fiadores y en su defecto satisfadores” (hoy avalistas). Los años de déficit también los asumían los Hermanos Mayordomos a excepción de 1.867 que fue la Junta de Gobierno.

Como ejemplo de cómo se llevaban las cuentas, vamos a transcribir los resultados de tres años: 1.839, 1.897, 1.940, este último, año en que se fundó la Cofradía como penitencial.

 

Año 1.839

CARGO

Reales de vellón

De su antecesor

95,20

Mesa de miajas y entradas Misa Fiesta

174,00

Cobro de miajas en el Día de salida

40,00

_____

Total

309,20

DATA

Reales de vellón

Pago por la Fiesta, Aniversario, Sacristán y Campanero

31,00

12 Misas de difuntos

48,00

Cerero, velas y hachas

45,00

Esquelas y estampas

19,00

Llamador (salario anual)

30,00

Secretario

20,00

Predicador (caridad del Sermón)

40,00

_____

Total

233,00

Superávit

76,20

_____

Sumas

309,20

Año 1.897

CARGO

Pesetas

Existencia anterior

18,45

Fiesta

59,39

Cepillo

4,76

Después de la Fiesta

42,00

_____

Total

124,60

DATA

Pesetas

Misas difuntos

10,00

Cera y cantos

57,53

Medalla

4,00

Cinta

0,50

Celebrante (2 días)

6,00

Revestidos (2 días)

6,00

Sacristán

1,00

Mandadas

1,00

Llamador

15,00

Estampas y esquelas

20,00

_______

Total

121,03

Superávit

3,57

_______

Sumas

124,60

Año 1.940

CARGO

Pesetas

Año anterior

127,00

Bandeja Fiesta

19,35

Cepillo año

12,40

44 hnos. de número x 3 pts.

132,00

77 hnos. espirituales x 1 pta.

77,00

_____

Total

368,70

DATA

Pesetas

Misa de comunión

6,00

Celebrante y revestidos (2 días)

32,00

Sermón

25,00

Viaje del celebrante

5,00

11 misas sufragio

55,00

Religiosas de Sta. Inés

25,00

Mandada y Sacristán

4,00

Avisador

25,00

Cera y pan bendito

139,60

Impresos

20,00

_____

Total

336,60

Superávit

32,10

______

Sumas

368,70

Por otro lado aumentar el número de actividades enfocadas siempre en el sentido de que entren a formar parte de la Cofradía “Una comunidad de creyentes que aspira a entender cada día mejor el mensaje evangélico y hacerlo realidad”. Por ello todas las celebraciones lúdicas o no, llevan asociadas un fondo religioso que en alguna forma ayudan a este fin.

Es difícil crear en una Cofradía como esta una continuidad en los cultos y en las actividades. Ya hemos apuntado que debido a los numerosos cambios de ubicación le ha dado un carácter interparroquial. Muchos de los cofrades están comprometidos en otras parroquias o grupos de trabajo, y en algunos casos las distancias son considerables en una ciudad como Zaragoza. Son características negativas para la realización de actividades semanales o continuas.

Por otro lado los cultos y actividades propias de la Cofradía coinciden, en algunos casos, con horarios o actividades parroquiales.

La línea llevada a cabo en estos últimos años y mirando a un futuro, parece que es intentar integrarse lo máximo en la dinámica de la Parroquia de Santiago como comunidad con identidad propia e intentar introducir a los cofrades en esta vida parroquial. La Cofradía está integrada en el Consejo Parroquial, aportando sus experiencias de actos y actividades y colaborando a través de cofrades en los diferentes grupos de trabajo que existen en la Parroquia.

Es imposible resaltar toda la actividad de la Cofradía en los últimos años en un capítulo dedicado a dar una visión generalizada de la historia sin pararnos excesivamente en fechas concretas. No obstante hay algunas situaciones de estos últimos años que se merecen un detenimiento mayor.

El importante aumento de cofrades y su participación en los desfiles: más de 700 en las últimas procesiones, de ellos, más de 400 pertenecientes a la Sección de Tambores, Timbales y Bombos.

El también importante aumento en cantidad y calidad de la sección de atributos.

El paso de Ntra. Sra. de la Fraternidad en el Mayor Dolor lo que ha supuesto 11 años de trabajo, de ilusiones y que salió por primera vez en la procesión de 1.991.

También hay fechas negras, como el 20 de enero de 1.988, cuando la casa donde se guardaba todo el material de la Cofradía perteneciente a la Sección de Tambores, Timbales y Bombos, se derrumbó. A las 8,30 de la mañana ocurrió el suceso, hora en que no se encontraba, afortunadamente, ningún cofrade dentro. Fue un duro golpe tanto moral como económico. Se perdió la totalidad de timbales y más de la mitad de los tambores, así como las estanterías, repuestos y pequeño material. Se calculó que las pérdidas fueron de más de un millón de pesetas. Esto obligó en vísperas de la Semana Santa, a suspender todas las actividades programadas a excepción del Capítulo General y la procesión del Jueves Santo. Afortunadamente el espíritu de solidaridad y compañerismo surgió dentro de la Cofradía, y tras una reunión de urgencia de la Junta de Gobierno convocada en la noche de ese mismo día, se acometió con carácter prioritario la recuperación de todo el material perdido, con el fin de que el desfile procesional del Jueves Santo no se viera afectado y no trascendieran al exterior las consecuencias del siniestro.

La ayuda de los cofrades con su trabajo, recuperando entre los escombros el material para ser reutilizado, y su ayuda económica, en la que contribuyeron algunas instituciones privadas (nunca oficiales), logró el “milagro”, y aunque no se cubrió todo el déficit en ese ejercicio, si salió a la calle el mismo número de cofrades tocando que el año anterior.

Debemos destacar también la concesión de títulos a la Cofradía, la creación de un piquete de Cornetas, Tambores y Timbales para acompañar a la peana, el Pendón de la Cofradía, la Sección Montada y un largo etc., además de unos proyectos de futuro para dignificar más si cabe, el nombre de la Cofradía.

Quinta época: Desde 1990 a…

En 1990. En la Procesión de Jueves Santo aparece por primera vez la sección montada, que este año incorpora tres caballos con el banderín propio de esta sección. El trece de octubre del mismo año, conmemorando el cincuenta aniversario fundacional y penitencial de la Cofradía, se celebra una Eucaristía en el convento de las RRMM Dominicas de Santa Inés. Durante todo este año, se presentan los detalles del que será el nuevo Paso Mariano, de claro influjo sevillano que es realizado en su totalidad, salvo la metalistería, por hermanas cofrades que han dedicado todo su tiempo libre en la ejecución del mismo.
Se entrega por primera vez a los nuevos cofrades en el acto de la imposición del hábito un crucifijo pequeño que reproduce el que lleva Su Santidad el Papa Juan Pablo II en su báculo.
El año 1991 fue el del Cincuentenario Penitencial y no pudo comenzar mejor: el día 2 de enero, festividad de la venida de la Virgen del Pilar, es el día elegido para el traslado del cuarto paso procesional de la Cofradía. Con la ayuda de la Policía Municipal, una grúa y una caravana compuesta por más de quince coches de cofrades, es sacado el paso de los talleres y trasladado hasta Santiago tras haber comprobado que sus dimensiones permiten la entrada en San Cayetano. En fechas cercanas a Semana Santa se presenta el Cincuentenario a la prensa y Hermanos Mayores. Después de veinticinco años de ardua tarea como Hermano Mayor y conseguir que la Cofradía sea gran parte de lo que es hoy, D. Francisco Bentué Sauras se despide ante el Capítulo y propone a D. Ángel Luis Nápoles Gimeno como su sucesor, siendo nombrado Hermano Mayor de la Cofradía y manteniendo su cargo hasta hoy.
En reconocimiento al señor Bentué, la actual junta, en este año, le nombra Hermano Mayor de Honor. En la celebración de la fiesta principal, se bendice el nuevo Paso de Nuestra Señora de la Fraternidad en el Mayor Dolor en la iglesia de Santiago y se reconoce al Hermano D. Arturo Peitivi la labor realizada junto al Hermano Mayor saliente, nombrándole Hermano de Honor de la Cofradía. Podemos decir sin temor a equivocarnos que con ayuda de su esposa, llevaron durante años buena parte del peso de la Cofradía.
También se imponen los hábitos a los nuevos cofrades y, como nota excepcional con motivo del aniversario, se le da por impuesto a todo hermano cofrade que participe de esta celebración revestido con su hábito.
La Cofradía edita un libro con motivo del Cincuentenario con toda la información que posee recopilada hasta ese momento, así como reproducción de las antiguas ordinaciones, estatutos, etc.
Se produce la primera salida procesional de Nuestra Señora de la Fraternidad en el Mayor Dolor causando gran expectación entre el público que abarrota las puertas de Santiago produciendo aplausos insistentes al Paso de la Virgen. Se fija en el mes de mayo la Eucaristía en honor de Nuestra Señora de la Fraternidad en el Mayor Dolor, terminando la celebración con un Besamanos. En junio se celebró una Eucaristía en el Altar Mayor de la Basílica del Pilar, realizando una ofrenda floral el anterior Hermano Mayor finalizando así los actos del Cincuentenario. En Zaragoza, destacar la inauguración de la remodelación del puente del Pilar, el nacimiento de la cadena de televisión Antena 3 Aragón, y la proeza de una expedición aragonesa al coronar el Everest.
Al año siguiente, 1992, es digna de mención la beatificación por Su Santidad Juan Pablo II del oscense miembro fundador del Opus Dei, siervo de Dios D. José María Escrivá de Balaguer. Mientras tanto en capítulo, y recogiendo una antigua tradición de la Hermandad, se sortea entre los asistentes una imagen de 40 cm. de altura de Jesús Atado a la Columna. Se culmina la realización del Paso de Nuestra Señora con el acabado del palio totalmente bordado.
La Cofradía, pionera en muchos aspectos, organiza el I Encuentro Regional de Cofradías de Semana Santa, que hasta ahora se sigue realizando por diferentes puntos de Aragón. A nivel interno se realiza la credencial del cofrade. Se coloca una placa de bronce en la hornacina de la Virgen para que el público esté informado de su nombre y su autor.
En Capítulo General Extraordinario realizado en vísperas de Navidad se aprueba un punto importante del Orden del Día: los Estatutos y Reglamentos actualmente en vigor.
Durante el año, se visita a varios artistas y escultores para preparar presupuestos y proyectos de las futuras imágenes del Paso de la Flagelación, siendo presentados en capítulo. Tres navetas donadas por cofrades procesionan por primera vez. Son aprobados por el Arzobispado los nuevos Estatutos y Reglamentos tras un trabajo arduo que duró dos años.
Por encima de la seriedad, brillantez y buen hacer de la Cofradía, en esta Semana Santa un hecho desgraciado ocurre en vísperas de esta magna celebración: la sección de instrumentos sufre un salvaje acto vandálico en el Centro Natación Helios donde se guarda todo el material. Gusta recordar y destacar el buen hacer y la predisposición de todas y cada una de las cofradías y cofrades que con su colaboración y trabajo ayudaron a la reposición de todo el material accidentado.
Con vistas al cambio del Paso de la Flagelación, este año se realiza el nuevo carro del mismo. Se aumenta el ajuar de la Virgen con una medalla de plata que la cofradía adquiere para que la luzca en procesiones y demás celebraciones.
Destacar que el Ayuntamiento de Zaragoza concede el nombre del laureado escultor de nuestro Paso Titular, José Bueno Gimeno, a una calle de Zaragoza situada en el Parque grande a los pies de una de sus obras más emblemáticas, Alfonso I El Batallador. Es merecido este hecho al ser un escultor galardonado numerosas veces a nivel nacional y al tener muchas obras en Zaragoza, siendo algunas de ellas símbolos de nuestra ciudad.
Zaragoza, ciudad de congresos, inaugura en 1994 el Auditorio, Palacio de Congresos y Sala Multiusos. Se realiza la conmemoración del XXV aniversario de vestir hábito las mujeres en los desfiles procesionales, realizándose una publicación con tal motivo.
La Cofradía tiene la suerte de tener un primer contacto con el escultor murciano José Antonio Hernández Navarro, que, al final del proyecto, será el ejecutor del nuevo Paso de la Flagelación.
Nuestra Cofradía es nombrada Hermana de Honor de la Cofradía de la Flagelación de Tarazona (Zaragoza), siendo nuestro actual Hermano Mayor D. Ángel Luis Nápoles Gimeno pregonero de la Semana Santa de esta ciudad. Ese Jueves Santo se estrena un nuevo atributo de influencia cartagenera que causa grata sensación. A partir de ahora encabeza los desfiles procesionales de la Cofradía la frase evangélica de San Juan referente a la Flagelación, bordada en la parte central, y los látigos y columna en los laterales.
Se realiza la reforma del Paso Titular, según se había aprobado en capítulo. Consiste en la recuperación de la altura original de la Columna según la terminó el escultor José Bueno. Tras los estudios que se hacen en el año 1993, se procede a desmontar la parte superior de la columna actual, se trabaja en la realización de otra pieza de características similares y de una altura mayor. Ya terminada, es probada y se coloca ajustándola bien. Se barniza y envejece artificialmente para no desentonar esta parte superior. La realizan Abelardo García, artesano de la madera, y Juan Franca Zarigüey, restaurador por el Instituto de Arte y Restauración de Florencia.
Sucesivos viajes a Murcia ultiman los acuerdos con el genial escultor José Antonio Hernández Navarro. El artista proporciona la maqueta del nuevo Paso de la Flagelación. La Cofradía asiste como invitada a la localidad soriana de Ágreda para conmemorar el 400 aniversario de la imagen de Jesús Nazareno, titular de la Cofradía de la Vera Cruz (se nombró Hermana de Honor a nuestra Cofradía en 1986).
Nuestra Cofradía organiza la jornada técnica en Aragón para miembros de Juntas de Gobierno. Su Majestad el Rey D. Juan Carlos I de Borbón (Hermano Mayor de Honor de nuestra Cofradía), tiene a bien concederle el título de Real el 14 de noviembre.
Se acompaña a nuestro Paso Titular para probar si cabe con facilidad por la puerta de la iglesia de San Cayetano. En este mismo año sale a la calle tal y como lo concibiera el escultor, José Bueno con una nueva e impresionante Columna.
La Madre Rafols, fundadora de la Congregación de Hijas de la Caridad de Santa Ana, es beatificada por Su Santidad Juan Pablo II. En el mismo año, 1996, se termina de colocar en fechas próximas a San Valero la argolla y la cuerda del Paso Titular, tratándose de colocar de la forma más parecida posible a su estado original.
Destacaremos que desde el año 1.996, concretamente desde marzo, somos poseedores de una reliquia de la Santa Columna que los P.P. Franciscanos custodian en Tierra Santa (y en la que según la tradición, fue flagelado Jesús).
Con ello, culminaron los esfuerzos realizados desde hace tiempo para poder lograr esta reliquia, que a buen seguro fortalecerá a partir de ahora espiritualmente a la Cofradía y a sus cofrades, que en definitiva son los que hacen la Cofradía.

Tiene lugar un nuevo viaje a Murcia para ultimar ya con el escultor todos los detalles con vistas a la entrega del nuevo Paso para estrenarlo en la Semana Santa de 1998.
La primera peregrinación oficial que se realiza por una Cofradía penitencial al Santuario de Nuestra Señora de los Ángeles en Torreciudad (Huesca) la realiza la Cofradía. Se reza el Rosario y se procesiona con Nuestra Señora de la Fraternidad en el Mayor Dolor aunque el día no acompaña porque amenazaba lluvia.
Se piensa que la reliquia merece un lugar privilegiado en las procesiones y por ello se decide realizar un relicario que porte la reliquia de la Santa Columna de Jerusalén con sus dos mazas de honor, así como dos faroles de forja que acompañan a la Cruz Guión.
Primera vez que preside la Eucaristía de la Fiesta Principal la reliquia de la Santa Columna.
Se produce la última salida procesional del antiguo Paso de la Flagelación.
Debido a la devoción que existe al Cristo de la Columna en la villa de Mallen, tiene lugar una peregrinación con la reliquia de la Santa Columna, siendo la primera salida procesional fuera de Zaragoza.
Se produce una importante y necesaria remodelación en el Archivo de la Cofradía.
La Cofradía recibe, también en este año, el encargo de organizar el XI Encuentro Nacional de Cofradías y Hermandades de Semana Santa.
Comienza la andadura de la Cofradía en Internet.
Tras los trabajos de rehabilitación de todo el edificio por fuera y por dentro, se reabre La Seo de Zaragoza siendo inaugurada por los SSMM los Reyes de España, D. Juan Carlos I de Borbón y Doña Sofía en 1998.
Por fin llega a Zaragoza el Paso de la Flagelación rompiendo moldes en cuanto a la imaginería que se conoce hasta ahora en la ciudad. En la fecha prevista (5, 6 Y 7 de marzo) y tras cuatro años de proyectos, estudios, presupuestos, aprobaciones, viajes y sobre todo, mucha ilusión, llega a la ciudad el nuevo Paso de José Antonio Hernández Navarro para disfrute de todos. Se realiza la presentación del nuevo Paso ante la prensa.
Teniendo como motivo principal el Paso de la Flagelación, la Cofradía edita un libro con comunicaciones de expertos en arte sobre la trayectoria, vida y obra de José Antonio Hernández Navarro.
La exposición de este año tiene un atractivo especial: el nuevo Paso de la Flagelación.
El Arzobispo de Zaragoza, D. Elías Yánes, bendice el nuevo Paso de la Flagelación estando presente su escultor, muy agradecido en todo momento del trato recibido por la Cofradía.
A las 21.30 horas del Jueves Santo, realiza su primera salida procesional el Paso de la Flagelación causando gran expectación en la ciudad.
El Viernes Santo, la fuerte lluvia caída en la ciudad justo en el momento de salir la procesión del Santo Entierro, hace que nuestra Cofradía sólo salga acompañando a Nuestro Señor en la Cama y de modo representativo, con la Cruz Guión y 21 cofrades.
Con motivo de la organización por parte de la Cofradía del XI Encuentro Nacional de Cofradías y Hermandades de Semana Santa, comienzan en septiembre los preparativos, y se procede a sacar los Pasos de las diferentes cofradías y llevarlos a San Cayetano y San Pablo para mostrar a todos los asistentes españoles al Encuentro el patrimonio artístico de la ciudad en lo que a Pasos se refiere.
Se coloca en el museo un gran armario para colocar con garantía el manto procesional de la Virgen.
En octubre se envía una carta a la M. I. A. Y R. Hermandad de la Sangre de Cristo quedando constancia de la devolución de las figuras que la Cofradía tenía en usufructo, pertenecientes a esta Hermandad.
Las figuras eran las de Cristo Atado a la Columna, dos azotadores y un romano.
La Asociación Aragonesa de Esclerosis Múltiple notifica el premio ADEMA 98 a la obra social de la Cofradía por la colaboración de voluntarios.
En marzo de 1999 se procede a la elección de Hermano Mayor y renovación de cargos de Junta de Gobierno, y por primera vez se efectúa la Operación Kilo durante los ensayos de la sección de instrumentos.
Se celebra el cincuenta aniversario del Paso Titular y por ello se realizan diferentes actuaciones para destacar tan importante efeméride y se edita una publicación sobre su historia.
Con motivo del año santo Jacobeo, se realiza una peregrinación a Santiago de Compostela donde más de cien cofrades participan en estos días de hermandad y fraternidad.
D. Ramón Zapater, párroco de Santiago, celebra sus bodas de oro sacerdotales, y con ese motivo se le rinde un pequeño homenaje en el transcurso del capítulo general.
El Hermano Mayor. Ángel Nápoles Gimeno, es nombrado pregonero de la Semana Santa de Tarazona.
El genial escultor José Antonio Hernández Navarro restaura en Murcia sin coste alguno para la Cofradía la imagen de Nuestra Señora de la Fraternidad en el Mayor Dolor dándole un favorecedor cambio en su rostro.
Nuestra Señora comienza a recibir por parte de un cofrade donaciones anónimas, aportándole poco a poco un ajuar entero y sentando costumbre en otros cofrades.
A partir de este año, la sección de pasos sufre una amplia y profunda reforma.
Algunos miembros de la Cofradía California de Cartagena visitan Zaragoza y comparten unos días con la Cofradía en los que comienza el proyecto de Hermanamiento. El Domingo de Ramos de 2000 cuenta con un nuevo acto a destacar: El Traslado del Stmo. Cristo Atado a la Columna desde Su convento.
Se participa en el rezo de las vísperas de las RRMM Dominicas de Santa Inés como acto preparativo para el posterior “Traslado del Santísimo Cristo Atado a la Columna” en un clima de silencio, oración y penitencia.
En el mes de febrero tiene lugar el Hermanamiento con la Agrupación California de la Flagelación de Cartagena que coincide con la Coronación Canónica de la cartagenera Santísima Virgen del Primer Dolor.
Este año, y con ese motivo, la Cofradía estrena y aporta un nuevo atributo a la procesión: el banderín del Hermanamiento, siendo procesionado en Cartagena otro igual para conmemorarlo.
Se cambia de consiliario por jubilación de D. Ramón Zapater Carón, siendo sustituido por D. Santiago Fustero Fustero.
Es concedido a la Cofradía el título de Pontificia, en virtud del Hermanamiento realizado el mes de febrero con el tercio de la Flagelación de la Cofradía California de Cartagena.
Se participa en la peregrinación a la Basílica de Nuestra Señora del Pilar para ganar el jubileo.
La tanqueta Fiat de la guerra civil, es sustituida por un nuevo carro ligero y moderno para el Paso Titular. Al año siguiente, 2001, se realizan cambios en las Peanas que portan al Santísimo Cristo Atado a la Columna con exquisita y elegante austeridad.
La Cofradía recibe una importante noticia en el en el mes de diciembre: la concesión por la Congregación del Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos de la misa Votiva de Jesús Flagelado.
Se participa en la localidad leonesa de Ponferrada en el XIV Encuentro Nacional de Cofradías Penitenciales y en Barbastro en el V Encuentro Regional de Cofradías.
Como nuevos atributos en las procesiones de Jueves y Viernes Santo se estrenan “El Libro de Reglas” (Estatutos) y el “Banderín del Hermanamiento” con la Cofradía California de Cartagena, al que acompañan dos hachotes de la Hermandad de la Flagelación de la citada Cofradía que han procesionado en aquella ciudad.
La localidad de Barbastro elige como pregonero de la Semana Santa de 2001 al actual Hermano Tesorero de la Cofradía, D. Armando Cester Martínez.
En esa Navidad se realiza una nueva actividad: El Gran Juego de la Semana Santa, una gran gymkhana de preguntas y pruebas sobre el tema por toda la ciudad. También para esta época surge una nueva actividad para que los cofrades más pequeños conozcan los belenes expuestos al público existentes en Zaragoza.
La revista COLUMNA publica su número 50 siendo la base de creación de otras muchas publicaciones propias y ajenas.
Ekumene es una feria de artesanía religiosa organizada en Madrid, participando nuestro Hermano Mayor en una mesa redonda y coloquio en la edición de 2002.
Con la greca para la Flagelación y nuevas faldas se unifica el criterio de todos los Pasos y se da por concluida, así, esta fase de reforma.
Se participa en el XV Encuentro Nacional de Cofradías y Hermandades en Calahorra.
Se entregan las distinciones de Semana Santa 2002 al Área de Urbanismo del Excmo. Ayuntamiento de Zaragoza, nos honra con su presencia y recoge el premio el Alcalde D. José Atarés y a Antena Aragón por sus programas sobre Semana Santa.
Un nuevo grupo de adultos se reúne para recibir formación de catecumenado.
La Cofradía recibe la visita de las Cofradías de Santa María Magdalena y la Flagelación, ambas de Callosa de Segura (Alicante).
Es nombrado Prior de la Hermandad del Santo Sepulcro nuestro Cofrade D. Pedro Bueso Fortea.
De esta Hermandad cabe destacar que es la más antigua de Zaragoza, aunque hasta la fecha no está integrada en la Junta Coordinadora de Cofradías ni realiza procesiones, aunque sí tiene cultos en Semana Santa y una imagen que expone el Viernes y Sábado Santo.
También han sido prioras de la Hermandad las cofrades Rosario Martínez Sarnago y Mª Carmen Martínez Juste, que actualmente ocupa este cargo.
Asimismo, son nombrados Hermanos de Honor de la Agrupación de la Flagelación (Californios) de Cartagena los cofrades Pedro Guillén Labalsa, Juan Carlos Gómez Yoldi, José Antonio Cáceres Calleja y Virginia Jardiel Martínez, que también participan en la procesión del Domingo de Ramos.
Con motivo de la próxima celebración del Bicentenario se crea, con vistas a la preparación del mismo, una comisión para trabajar en él.
Este año, 2003, está cargado de trabajo, actividades y proyectos con vistas al año deceleración del Bicentenario.
Así, por parte de un grupo de cofrades se presenta ante el Hermano Mayor un proyecto con la ilusión de regalarle, en un año y con motivo del Bicentenario, una corona de tipo imperial de procesión a Nuestra Señora de la Fraternidad en el Mayor Dolor sin ocasionar ningún tipo de gasto a la Cofradía, mediante suscripción popular.
Nuestra Señora de la Fraternidad en el Mayor Dolor enriquece su ajuar y luce una rica mantilla confeccionada en hilo de oro fruto de una donación por parte de un Cofrade.
La Cofradía de la Resurrección elige para pregonero del Encuentro Glorioso (Domingo de Pascua) a nuestro hermano Armando Cestero.
Se encarga, también para el año siguiente, un candelabro de forja en el que quedan representadas las 3 épocas de la Cofradía (1804-1904-2004) en la figura de 3 velas, que estará encendido a partir de la fecha de inicio del Bicentenario en todas las celebraciones de la Cofradía y que se podrá admirar en el altar del Paso Titular.
Se presenta una original idea para el cartel de Semana Santa de 2004 consistente en la imagen del Santísimo Cristo Atado a la Columna, formada por las fotografías de todos los cofrades.
En capítulo general se realizan las votaciones para Hermano Mayor, Junta de Gobierno y Junta de Apelación, renovando así todos sus cargos.
Comienza el Bicentenario el once de enero de 2004 con una Eucaristía en la Basílica del Pilar en la que se ofrenda un manto bordado a la Virgen, el fondo del manto es elegido blanco para poder ser colocado en cualquier tiempo litúrgico. Oficialmente, se da por iniciado éste, con la Misa Votiva de la Flagelación del Señor con la asistencia de hermanos Mayores de todas las cofradías de Zaragoza, con un pregón del Hermano Mayor y la bendición del candelabro del Bicentenario en la iglesia de Santiago el Mayor.
Por fin, un proyecto se hace realidad: la Corona es impuesta Litúrgicamente a Nuestra Señora por el Obispo Auxiliar, D. Alfonso Milián, tras emitir el correspondiente documento D. Elías Yanes, terminando el acto con un Besamanos extraordinario.

El Hermano Tesorero, D. Armando Cester Martínez, es nombrado pregonero de la Semana Santa de Zaragoza por la Cofradía organizadora, la de La Institución de la Sagrada Eucaristía, haciendo lectura del mismo en la plaza del Pilar.
Con el lema Itinerario Cultural, cuatro exposiciones sobre historia y patrimonio de la Cofradía, andadura del Stmo. Cristo Atado a la Columna y Flagelación en España, ven la luz entre marzo y abril.
Una nueva Cruz In Memoriam en honor a los fallecidos de la Hermandad sale procesionalmente en este año, así también, Nuestra Señora luce a partir de este año su nueva Corona en las procesiones.
La M.I.A. y R. Hermandad de la Preciosísima Sangre de Cristo y Madre de Dios de Misericordia, invita a la Cofradía con motivo de su Bicentenario a acompañar en puesto preferencial al Cristo de la Cama durante la Procesión del Santo Entierro con un grupo de cincuenta voluntarios de la sección de instrumentos.
Los cofrades pueden ganar este año el Jubileo de dos formas: con una peregrinación a su Basílica con motivo del aniversario de la Coronación Canónica de la Virgen del Pilar, o viajando a Santiago de Compostela, en Peregrinación hasta la Catedral de Santiago tal como hacen un numeroso grupo de cofrades.
La Cofradía organiza en octubre el I Encuentro Nacional de Cofradías y Hermandades del Segundo Misterio Doloroso siendo un éxito en su contenido y participación.
Se celebra también una Eucaristía por los difuntos el día de Todos los Santos presidiéndola las dos Cruces In Memoriam que salen en los desfiles procesionales.
Con el fin de acercar la Cofradía a los fieles de la Parroquia, se organiza una exposición temática de enseres, historia y actividades de la Cofradía durante un fin de semana.
A fecha de enero de 2005, cierre del Bicentenario, tiene lugar por este motivo una Eucaristía Votiva de la Flagelación del Señor celebrada por nuestro Hermano de Honor y delegado pastoral de las Cofradías de Zaragoza M.I. D. Luis Antonio Gracia Lagarda dando así por finalizados los actos del Bicentenario, quedando un acto fuera de las fechas del mismo: la conmemoración de la primera salida que realizó el Stmo. Cristo Atado a la Columna desde su convento de Santa Fe hasta la Basílica del Pilar pernoctando tres noches con Nuestra Señora en 1805, acto que se realizó el 25 de junio de 2005 con la participación de 265 cofrades.
Finalizado el 2005 y tras la resaca de la celebración de los actos del bicentenario, se continuo con la actividad normal de estos años en la Cofradía. Programas, revistas, obra social, participación en las Fiestas del Pilar, ofrenda y Rosario de Cristal, San Antonio, Santa Águeda… una agenda que en los últimos años llena los meses con actividades de todo tipo. Aun tuvo lugar en este año la presentación del Libro del Bicentenario. Un completísimo trabajo realizado durante los dos años anteriores que recoge de manara exhaustiva toda la historia la Cofradía, cientos de datos, fechas, citas de prensa, nombres, cronología, historia de las secciones…Un libro para la historia, con la historia de la Cofradía.
En el 2006 tuvimos la satisfacción de que tras dos años de preparación un grupo de jóvenes cofrades entre 15 y 18 años realizaran la confirmación en nuestra parroquia y sede canónica.
También en este año tuvimos renovación de Consiliario por el traslado del párroco de Santiago, y hay que decir que la entrada del mismo ha supuesto desde entonces y hasta ahora cuando se está escribiendo esta crónica una revitalización de las actividades en la Parroquia.
A pesar de todas las actividades y muchas que se pueden ver en nuestras memorias y programas, por ejemplo la asistencia y participación en las procesiones de Semana Santa que apenas nombramos en esta historia, el 2006 fue un año de “situación normal” cara a los próximos años que nos venían.
El 2007 fue un año complicado por las situaciones que al margen de las actividades normales desarrolla la cofradía.
En primer lugar, después de más de treinta años ensayando a las orillas del Ebro, sin previo aviso y de un día para otro el Ayuntamiento de la ciudad cerco la zona para las obra de la futura Expo 2008 y aprisa y corriendo hubo de buscarse acomodo para los ensayos, que afortunadamente pudimos solucionar bastante bien. Ese mismo año La Cofradía era la encargada de la Organización del Concurso Exaltación a los instrumentos de la Semana Santa por parte de la Junta Coordinadora de Cofradías, actos que se desarrollaron con total y absoluta normalidad, dando como siempre una nota de cómo la Columna sabe organizar las cosas, y en donde por destacar algo diferente a lo habitual habría que hacerlo con el folleto de publicidad e información que se realizo para estos actos.
Uno de las grandes sorpresas que nos deparaba este año, fue el encontrar las actas de la Hermanad del periodo 1807-1813, únicas actas que faltaban en toda la historia de la Cofradía desde 1804, año de fundación hasta ahora. Las creíamos perdidas, dada la época de las mismas (Guerra de la Independencia, Los Sitios de Zaragoza). Aparecieron en los archivos del Palacio Arzobispal, lo cual no dio una enorme satisfacción.
Lo peor de este año es que debido la climatología no pudimos salir ninguno de los tres días que la Cofradía sale procesionalmente, la lluvia de esa Semana Santa imposibilito totalmente nuestras procesiones, agua que después en Junio, en la festividad de San Antonio también anulo la salida de ese día, ósea un año malo, malo, para lo fundamental de una cofradía que es hacer manifestación pública de Fe.
En la ciudad de Jaca se desarrollo el Encuentro Regional, allí fuimos un amplio colectivo de nuestra Cofradía para participar en el mismo, recordando que este, que ya era el VIII nacieron a iniciativa y en el seno de nuestra Cofradía, también se participo en el Nacional de Medina del Campo.
Estas y otras actividades siguieron llenado el calendario cofrade, a las ya mencionadas en años anteriores y por no repetir, indicaremos ahora; operaciones Kilo, obra social, Belén de Navidad. Rastrillo Aragón, etc…
2008, es de nuevo un año lleno de actividades, no ya ordinarias sino extraordinarias en la vida e la Cofradía.
Ya a principios de año se empieza a desmontar el altar de la Cofradía para su remodelación, en febrero se presenta el cartel de la Semana Santa de Zaragoza que este año ofrece una espectacular vista de parte de nuestra procesión. Al margen de la actividad normal, nos toca organizar este año El Pregón de la Semana Santa de Zaragoza lo que conlleva un gran número de reuniones y un gran número de cofrades trabajando, la Cofradía eligió como pregonero al Sr. Arzobispo de Zaragoza. El acto se desarrolló con absoluta normalidad.
Días antes de la Semana Santa, es terminada la restauración del Paso Titular “El Señor atado a la Columna” primera restauración en 60 años, por ello y como dato para la historia es la única vez que no puede ser venerada la imagen durante la celebración del capítulo de cuaresma colocando en su lugar la imagen co-titular de Nuestra Señora de la Fraternidad en el Mayor Dolor.
Dos actividades fuera de lo normal y de lo extraordinario destacaron de manera especial este año durante el verano. Por un lado la EXPO donde un grupo de nuestros niños y adolescentes de la sección de instrumentos participaron en la misma con la O.N.G. “Share the World” junto a niños de Brasil, Japón, Senegal y Zaragoza, en un espectáculo de percusión de los que no se olvida, no pudiendo extendernos más en esta crónica. Por otro lado la Peregrinación a Tierra Santa junto con feligreses de la parroquia y encabezada por nuestro Consiliario. Como decimos en la memoria correspondiente a ese año “Un viaje al encuentro de Cristo en su tierra”, lleno de emociones, vivencias, emotividad y sentimiento de los que difícilmente se olvidan.
Finalizado el verano ya en el mes de Septiembre fue inaugurado y bendecido el nuevo altar de la Cofradía, en donde lucen las imágenes titulares de la misma, sencillo y austero como es esta tierra, nuestros titulares pueden ser ahora contemplados y adorados convenientemente.
Si como vemos este fue un año plagado de actividades que se salen de las normales, aun quedaba otra importante sorpresa, como fue la presentación en el III Encuentro de Hermandades y Cofradías de la Flagelación celebrado en octubre en Puerto de Santa María, el C.D. “El Misterio de la Flagelación en España” con más de mil (1.000) imágenes sobre La Flagelación. Un importantísimo aporte a la historia artística y cultural de la Semana Santa en España, después de más de 25 años de investigación.
El resto del año transcurrió normalmente cubriendo todo el espectro del calendario las actividades que normalmente desarrolla la Cofradía, obra social, Belén, Fiestas el Pilar, cuestaciones, Santa Águeda, San Antonio, Encuentro Nacional, etc…
El 2009 a diferencia de los últimos años, fue un año en el que se recobro la vida “normal” de la Cofradía ya que no hubo ninguna actividad especial o extraordinaria, no nos toco organizar ningún acto fuera de los habituales de la vida de la Cofradía, lo que no quiere decir que cesase la actividad ni mucho menos.
A lo largo del año fueron desarrollándose todos los actos y actividades previstas que pueden ser leídas en la memoria correspondiente a cada año tanto en los programas que edita la Cofradía como en otros enlaces de esta hoja WEB.
A destacar entre las realizadas:

• Cada vez estamos intentando acercar más la Parroquia a la Cofradía, o mejor, los cofrades a la Parroquia, Poco a poco y con humildad vamos viendo algún fruto de cofrades que se van integrando como catequistas, adolescentes, etc. Esperamos que la simiente que se va sembrando vaya dando sus frutos.
• Desde el comienzo del nuevo curso cofrade 2009-2010, y dentro de la pastoral de la Parroquia y de acuerdo con el trabajo realizado por el Consejo Pastoral, todos los primeros sábados de mes tenemos una eucaristía en la Parroquia que esperamos que poco a poco vaya asentándose como tradicional y aumentando en la participación. Es una manera más de vivir como grupo la comunidad parroquial.
• El tema de la formación ha sido en los últimos años una inquietud permanente y por ello además de nuestra presencia en los Encuentros Nacionales de Cofradías de este año, (Ciudad Real y Huesca), en los que es habitual nuestra participación, fueron veinte los cofrades que participaron el curso de formación organizado por la Delegación diocesana de Cofradías.
• La finalización del altar inaugurado el año pasado con la colocación de unos reclinatorios y de las Cruces In-Memoriam.
Entre lo negativo de este año, la nueva suspensión de la Procesión del santo Entierro en la tarde-noche del Viernes Santo debido a la lluvia que caía, mala racha la que llevamos con esta procesión, sin duda especial, ya que en los últimos cinco años ha debido de ser suspendida en tres ocasiones a causa de la climatología.
Estas y otras actividades siguieron llenado el calendario cofrade, a las ya mencionadas en años anteriores y por no repetir, indicaremos ahora; operaciones Kilo, obra social, Belén de Navidad. Rastrillo Aragón, Fiestas el Pilar, cuestaciones, Santa Águeda, San Antonio, Revista COLUMNA, etc…

En 2010 hubo que resaltar que, al contrario que el año anterior que hasta hubo que suspender la Procesión del Santo Entierro, tuvimos un tiempo excelente en todas las procesiones.

El día 28 de marzo, Domingo de Ramos, se realizó el acto del “Traslado del Santísimo Cristo atado a la columna”, imagen con la que se fundó la Hermandad en 1804. Reseñar que este año hubo que cambiar algunas calles del recorrido debido a las obras que se realizaban para instalar las vías del tranvía.

En la Procesión del Jueves Santo sobrepasamos la cifra “psicológica” de 600 cofrades en la calle, concretamente 601, alcanzando de nuevo el número de 400 en la sección de instrumentos.

El Viernes Santo se participó en la Procesión General del Santo Entierro, siendo felicitados por la Hermandad de la Sangre de Cristo por la alta participación de cofrades en la misma (516). Efectivamente, nuestra Cofradía es tanto en número total como en porcentaje de cofrades la que tiene una mayor participación en esta Procesión.

Durante este año se realizó el viaje a Santiago de Compostela con motivo del JACOBEO 2010. Fueron ciento diez los cofrades que al final se desplazaron hasta esta localidad gallega. Con este han sido tres los Jacobeos seguidos a los que ha acudido la Cofradía, y todos ellos han sido una gran y grata experiencia.

En septiembre se participó en el XXIII Encuentro Nacional de Cofradías que tuvo lugar en Barbastro, donde pudimos ver las principales características de su Semana Santa, y donde se desarrollaron unas ponencias que recuperaron un nivel que se había perdido últimamente.

Este año nuestro patrimonio tuvo un aumento muy importante con la donación anónima hecha por un cofrade de una valiosa imagen de la Virgen del Pilar, de plata y de gran tamaño, que de momento preside desde un pedestal la entrada a nuestro local social.

A  finales de mayo, el domingo 30, tuvo lugar la 1ª Jornada de convivencia cuando nos juntamos más de 150 cofrades. Fue una experiencia muy positiva para los asistentes que sería de agradecer se consolidase en el calendario anual cofrade.

En el mes de julio, y coincidiendo con la festividad de Santiago, se presentó un libro histórico-fotográfico sobre nuestra parroquia. Contiene unas extraordinarias fotografías y una excelente relación calidad-precio. Hace un recorrido muy completo por todas las capillas, bóvedas y retablos de la iglesia.

Pero este año debemos destacar sin duda la visita a Zaragoza de la Cruz de la Juventud y el Icono de la Virgen que le acompaña, que a lo largo de todo el año recorrió España como preparación a la visita que Su Santidad el Papa Benedicto XVI realizó a España en agosto de este año. Cabe destacar la procesión que, bajo el título “El Misterio del amor más grande”, fue organizada para los jóvenes de todas las cofradías zaragozanas.

En el año 2011, la Cofradía participó en la “Fiesta de la familia” del colegio Rosa Molas con la intención de darnos a conocer, asistiendo a la eucaristía y tocando con nuestros instrumentos a la salida de la misma.

También hubo una representación de la Cofradía el día 9 de abril en la procesión realizada con motivo del 75º aniversario de la primera salida procesional de la Cofradía de la Piedad.

El Lunes Santo tuvo lugar el recibimiento que nuestra Cofradía realiza a la Cofradía de Jesús Camino del Calvario, antes de la “Predicación de las Tres Caídas” en la puerta de la Iglesia de Santiago, donde estuvimos representados por nuestro estandarte, miembros de la Junta de Gobierno y una representación de la sección de instrumentos.

El Martes Santo, Ángel Nápoles, en ese momento Hermano Mayor, fue el encargado de predicar la segunda lágrima a la Cofradía del Descendimiento del Señor.

El Jueves Santo se confirmaron las previsiones meteorológicas y nos sorprendió la lluvia en la calle Dormer, acudiendo al refugio más cercano que se encontraba en los porches de enfrente de La Lonja, donde esperamos a que dejara de llover durante 1 hora y cuarto. Al cesar la lluvia, la Procesión se reanudó sin realizar el acto en la Plaza del Pilar y nos dirigimos hacia la Plaza de San Cayetano por la calle Manifestación.

Durante esta procesión es de destacar la ornamentación del Paso Titular con rosas rojas, que fue un regalo particular de la florista a Ángel Nápoles con motivo de su despedida como Hermano Mayor.

El Sábado Santo la Cofradía participó en el acto de “La Adoración a Cristo en su Sepulcro” que organiza la Hermandad de la Sangre de Cristo, tradición recuperada y que se había perdido hace más de cien años. Al acto acudieron más de 80 cofrades, junto al Hermano Mayor y la Junta de Gobierno de la Cofradía.

El día 21 de mayo trasladamos la imagen de Nuestra Señora de la Fraternidad en el Mayor Dolor al Hospital San Juan de Dios, donde permaneció hasta el día 28. Durante toda la semana estuvo en este Centro donde pudo ser visitada por los enfermos ingresados y personal que trabaja en él.

Este año la Procesión de San Antonio tuvo lugar el día 19 de junio. Como novedad, nuestra Cofradía participó activamente en la eucaristía previa a la procesión, estando representada por siete cofrades, y se realizó un donativo para Cáritas Parroquial.

El 13 de agosto, nuestra Cofradía tuvo el honor de representar a la totalidad de las cofradías de Zaragoza en el rezo del Rosario Internacional que se celebró en nuestra Diócesis con motivo de la celebración de la JMJ. En este acto participaron la Cruz Guión, dos mazas y 29 miembros de la sección de instrumentos.

El día 13 de octubre acompañamos la carroza del Segundo Misterio Doloroso en el Rosario de Cristal con un cambio de recorrido motivado por la ejecución de las obras del tranvía: se cruzó hacia la margen izquierda del río Ebro por el “Puente de Hierro” con una numerosa participación de cofrades ataviados con típicos trajes tradicionales que disfrutaron con las vistas de la Basílica del Pilar como fondo.

El día 27 de noviembre nuestro Hermano Mayor, Armando Cester, representó a nuestra Cofradía en la salida procesional que realizó la Cofradía del Prendimiento portando la reliquia de San José de Calasanz.

En el área de Pastoral:

–          Se crea el equipo de Liturgia, y dependiente de él, un grupo de canto.

–          Se crea el equipo de pastoral de la salud cuya misión fundamental es visitar a los enfermos. También entregarles una cinta bendecida con el nombre de nuestra Virgen, así como una estampa con el Paso Titular y en el reverso una oración. Asimismo se facilita la entrega del paño de difuntos cuando es requerido.

–          En el mes de septiembre el Hermano Mayor presentó en la reunión de la Delegación de Pastoral Penitenciaria de nuestra Diócesis el proyecto de la visita de Nuestra Virgen a los presos del Centro Penitenciario de Daroca y la realización de un Vía Crucis en la época cuaresmal. Fue aprobado por unanimidad.

En lo referente a la parroquia de Santiago, nuestro altar fue incluido en el itinerario turístico (ruta cofrade) que estableció el Ayuntamiento de Zaragoza, siendo visitado por numerosas personas.

Además Parroquia y Cofradía organizan conjuntamente una peregrinación a Tierra Santa para el año 2012.

En el 2012, cabe destacar la conferencia que impartió el día 5 de abril nuestro Hermano Mayor, Armando Cester, en las VIII Jornadas cofrades de la Asociación de Cofradías de Semana Santa de Ciudad Real con el título “Las obras caritativo-sociales de nuestras Cofradías y Hermandades. Ideas básicas sobre su organización y funcionamiento.”

También, durante el mes de mayo, la Cofradía participó en la Asamblea de Colaboradores del Centro Cultural San Vicente Ferrer de la localidad de Medina del Campo (Valladolid), a la que asistieron 4 cofrades.

Se realizó una visita muy interesante al Museo Diocesano, a la que asistieron el día 26 de noviembre 34 cofrades. Se pudo contemplar un patrimonio de gran importancia histórica y artística. Este museo, de reciente inauguración, cuenta con un total de 286 piezas expuestas de gran valor artístico. Así como al Museo Bíblico de las Escuelas Pías donde pudimos apreciar una colección de maquetas de Tierra Santa que nos acercó a los tiempos de Jesús.

La Junta de Gobierno aprobó la realización de una bonita medalla que se regala a los niños recién nacidos cuyos padres son cofrades, y que se envía a su domicilio junto a la felicitación del Hermano Mayor en una bella postal. También se remite una tarjeta para felicitar a los recién casados o unirnos al dolor cuando se produce el fallecimiento de un ser querido de algún cofrade.

Respecto a las publicaciones destacar que la revista Columna desde el número 79 está realizada íntegramente en color y en un nuevo formato. Y se ha modificado nuestra página de web, con un formato más moderno y dinámico, y una nueva estructura, aprovechando los contenidos de la anterior página que fue distinguida con varios premios y reconocimientos. Realiza una importante labor de promoción de la Cofradía, siendo una potente herramienta en cuanto a formación y difusión.

Este año la Cofradía recibió un mantel eucarístico para el altar con el anagrama de la Cofradía y símbolos eucarísticos, regalo del anterior Hermano Mayor Ángel Nápoles y de su esposa Pilar Pérez, en recuerdo de los 20 años como Hermano Mayor. Este mantel se utilizará en la celebración de las festividades religiosas de la Cofradía.

Se restauran los faroles de forja. Se han ennegrecido y falta cambiar tanto los cristales como la iluminación. La intervención la está realizando la casa “Estudio Tempore”.

También se restauró el Cristo atado a la Columna, propiedad de la Cofradía, que preside las reuniones de la Junta de Gobierno. La intervención la llevó a cabo el taller “Restauro Cañizo”.

Continúa aumentando y manteniéndose el archivo de la Cofradía: se ha confeccionado una base de datos de cartelería. Asimismo se han digitalizado 30 revistas Columna, así como los carteles antes mencionados. Se ha modificado también la base de datos de nuestra biblioteca y pasado a formato DVD los videos VHS de la Cofradía.

En el último ensayo de la sección de instrumentos, la sección aprovechó para despedir a Ángel Luis Nápoles Gimeno y al Delegado saliente Fermín Luesma Yago. Fue un acto muy emotivo en el que todos los componentes de la Sección de instrumentos demostraron su cariño y agradecimiento con el regalo de un tambor a Fermín, dedicándole la marcha “La despedida”. Asimismo se tuvo otro detalle con Ángel, regalándole una publicación con fotografías de Cristos Flagelados de toda España.

.. Y hasta aquí la historia que si Dios quiere seguiremos contando…
“No es mejor Hermandad la que más títulos y blasones colecciona, sino la que vive con sinceridad el Misterio que sus imágenes representan; No es mejor Hermandad la que con mayor ahínco defiende las costumbres pasadas, sino la que mejor conoce sus verdaderos orígenes y tradición y es fiel a ellos; No es mejor Hermandad la que mejor organización presenta, sino la que mejor Fraternidad construye”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies