Real, Pontificia, Antiquísima, Ilustre, Franciscana y Penitencial Hermandad y Cofradía del Señor Atado a la Columna y de Ntra. Sra. de la Fraternidad en el Mayor Dolor

OBRA SOCIAL DE NUESTRA SEÑORA DE LA FRATERNIDAD EN EL MAYOR DOLOR

Eran los primeros meses del año 1.993 cuando comenzó a andar la Obra Social de nuestra Cofradía, en buena parte, fruto de la reflexión efectuada con posterioridad a la celebración del “I Encuentro Regional de Cofradías” que organizamos en noviembre del 92.

Dos ideas principales la fundamentaron:

· La primera que la Cofradía, como asociación de la Iglesia, tiene sus propias características, peculiaridades y fines, es decir, tiene su propio carisma. Y no es que una asociación tenga que dedicarse por entero a “la labor social”, para eso ya hay asociaciones y órganos diocesanos con esa especial peculiaridad, y también teníamos ya a muchos cofrades comprometidos, a nivel individual, en las mismas. Tampoco somos, ni debemos transformar la Cofradía, en una moderna O.N.G. (Organización No Gubernamental dedicada a la ayuda social).

· La segunda: de un lado queríamos recuperar la larga tradición que tenían las cofradías, y algunas habíamos perdido, de tener obras sociales. De otro, nos parecía fundamental e importantísimo que una asociación católica que tiene entre sus fines principales: “la promoción del culto público al Cristo de la Columna y a la Virgen de la Fraternidad” y “vivir comunitariamente la fe cristiana y hacer manifestación pública de la misma”, debía crear un cauce de participación para sus cofrades, en la medida de sus posibilidades, y en consonancia con los demás fines, ya que “no hay culto a Dios, ni culto a Cristo, sin la expresión de amor a nuestros semejantes, y no hay mejor manera y más auténtica de vivir comunitariamente la fe cristiana, y hacer manifestación pública de la misma, que ayudando y amando a los hermanos”.

Así pues, ésta es la fundamentación que nos movió a crear la Obra Social que hoy, de una manera humilde y poco a poco, pero con gran tesón, llevamos a cabo en la Cofradía.

Este trabajo que a continuación te exponemos no pretende ser minucioso. En estos últimos años, buscando una identidad, se ha trabajado en muchos campos que por los avatares del tiempo o de las personas se han abandonado unos, pero se ha continuado en otros como el primer día. Lo mismo podríamos decir de las personas. En la actualidad son cerca de 50 cofrades los que de una manera activa forman parte de la Obra Social, si bien son muchos más los que participan en la “operación kilo, medicamentos, apadrinamientos, donativos” etc., y al fin y al cabo todos con la aportación simbólica de ese 6% de las cuotas.

Terminamos esta presentación con las palabras que hemos leído en “Iglesia en Zaragoza” escritas por Vicente G. Revilla y que sirven de principio y fin a las que vas a leer: “El amor a Dios tiene que expresarse en el amor al hermano, y el amor al hermano da autenticidad y verdad al amor a Dios”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies